Busca:   en:
Inicio > Revista

Adquisición del código alfabético: una comparación entre sordos y oyentes. (Parte IV)

Padden y Ramsey (1998) concluyen que las habilidades en dactilología interactúan con los logros en lectura. Igualmente en este estudio se observa que las habilidades en dactilología y escritura correlacionan fuertemente con las competencias en ASL.
Los estudiantes sordos aplican el principio relativo a la configuración de la mano del alfabeto manual a la palabra escrita. Igual que los niños oyentes, la primera palabra que los niños sordos conectan con lo escrito es su nombre, con la diferencia que ellos conectan su nombre escrito, con su nombre en signos y con la forma dactilológica del nombre. Además, generalmente existe una correspondencia entre la primera letra del nombre escrito y la configuración de la mano usada para formar el nombre en signos (ver figura 3).



Figura 1. Signo del mes Enero en LSCH, el cual se articula usando la configuración de la mano en E que corresponde a la letra inicial de la palabra.



Figura 2. Signo de Miércoles en LSCH, el cual se articula usando la configuración de la mano en M que corresponde a la letra inicial de la palabra.



Figura 3. Signo en LSCH de una persona llamada Lucia, el cual se articula usando la configuración de la mano en L que corresponde a la letra inicial del nombre escrito, junto a un lunar en la mejilla que la caracteriza.

Los estudios de Padden y Ramsey (1998) proponen que la dactilología, la lectura y la escritura están relacionadas en virtud de un código en el sistema alfabético, y a partir de esta relación es posible hacer una asociación o vínculo entre las características de la lengua de signos (específicamente la dactilología) y las características del lenguaje oral escrito. Para explicar esta relación, que las autoras denominan secuencias chaining, dan el ejemplo observado en una de las clases en la que un profesor enseña volcanes. El profesor realiza la dactilología de la palabra V-O-L-C-A-N, luego escribe la palabra volcán en la pizarra, e inmediatamente usa un signo iniciador del signo volcán, realizando la configuración de la mano en “V”. Todo en una secuencia rápida, uno después de otro, que se repite en distintos momentos durante la clase. Señalan que las estructuras chaining pueden ser promovidas entre signos y palabras escritas. El uso sistemático de la dactilología durante la enseñanza de la lectura, provee a los lectores sordos la oportunidad para practicar no sólo las habilidades en dactilología, sino también para aprender las secuencias regulares de la ortografía que caracterizan a las palabras. En este sentido, la dactilología o deletreo dactílico permite practicar con el uso de formas morfológicas comunes en lengua de signos como los signos iniciadores, en los cuales la forma de la mano indica la letra de la palabra escrita y con ello proporciona información fonológica y ortográfica de la palabra.

Padden y Ramsey (1998) concluyen que las habilidades en dactilología interactúan con los logros en lectura. Igualmente en este estudio se observa que las habilidades en dactilología y escritura correlacionan fuertemente con las competencias en ASL. Padden y Ramsey subrayan que la dactilología y las estructuras chaining no son técnicas suficientes para la enseñanza de la lectura, sino que son estrategias que resultan efectivas a la hora de enseñar la lectura a estudiantes sordos que emplean el lenguaje de signos a diario.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada