Busca:   en:
Inicio > Revista

Desorden pragmático - semántico e inclusión educativa y social. (Parte 2)

Los niños con Desorden Pragmático - Semántico tienen un estilo diferente para adquirir el lenguaje. Parecen aprenderse de memoria las palabras, sin saber lo que realmente significan en forma individual, por lo cual no pueden usar el discurso con la misma espontaneidad y flexibilidad que otros niños.
Nestor Pardo | 1/09/2006
El Desorden Pragmático - Semántico.

El Desorden Pragmático - Semántico fue definido originalmente en la literatura sobre desórdenes del Lenguaje en 1983, por Rapin y Allen, refiriéndose a un grupo de niños que presentaban rasgos ligeramente autistas y alteraciones pragmático - semánticas específicas en el desarrollo del lenguaje.

Los niños con DPS son descritos por sus padres como bebés que gritan demasiado en sus primeros meses de vida, balbucean poco o muy tarde y utilizan "jerga" (palabras u oraciones ininteligibles con una entonación adecuada) mucho más tiempo que otros niños de la misma edad. Sus primeras palabras aparecen tarde y les es realmente difícil aprender otras nuevas. Algunos tienen un discurso demasiado desordenado. Es posible identificarlos comúnmente entre los 18 meses y 2 años.

Muchos padres se preguntan si sus hijos presentan sordera, porque no parecen responder al habla. Durante las respectivas evaluaciones auditivas se encuentra que la mayoría de los niños presentan una buena audición, aunque hay algunas veces casos de otitis media. El mayor problema parece ser el procesamiento del significado del discurso. Muchos de los niños no responden a sus nombres, pero atienden al sonido del teléfono, al timbre de la puerta y al crujido de un papel. Demuestran problemas de comprensión, encontrando difícil seguir instrucciones para acciones que no corresponden a la rutina normal, los cuales comúnmente mejoran con la Terapia del Lenguaje hacia la edad de cuatro de años.

En la institución educativa, los niños con Desorden Pragmático - Semántico frecuentemente tienen buen rendimiento en matemáticas, ciencias e informática, pero gran dificultad para escribir una frase coherente o jugar con otros niños, siendo incapaces de compartir y tomar turnos. A menudo pueden parecer agresivos, egoístas, dominantes, autosuficientes, tímidos o retraídos. Muchos, por lo tanto, son tildados como niños con "problemas de comportamiento" y sometidos a terapia comportamental.

En la actualidad se sabe que los niños con Desorden Pragmático - Semántico tienen otros problemas más allá del habla o la comprensión de palabras. Se cree que la dificultad podría estar en la manera como procesan la información. A menudo encuentran difícil extraer la idea central o más significativa de un suceso, sobre todo si la información se presenta auditiva y visualmente al mismo tiempo. Tienden a enfocarse más en el detalle que en lo general.

La persona corrientemente busca las similitudes y diferencias para poder comprender y prever eventos. Para los niños con Desorden Pragmático - Semántico al encontrar difícil extraer cualquier tipo de significado les será aún más difícil generalizar y comprender el significado de nuevas situaciones. Ellos se agarrarán con ansia a lo que ya es conocido, a los mismos sucesos que sean predecibles. Mantienen rutinas repetitivas, insistiendo por ejemplo en comer alimentos ya conocidos, vestir prendas particulares o desarrollan intereses obsesivos. Frecuentemente son más sociables con amigos en el hogar o en una relación formal uno a uno, como una situación de evaluación, que en un aula de clase.

Debido a que los niños con Desorden Pragmático - Semántico se les dificulta enfocar lo que expresan sus interlocutores, se distraen fácilmente con los ruidos fuera el aula o con la voz de alguien que está hablando al otro extremo de la misma. Pueden sentirse intranquilos o angustiados por los ruidos fuertes.

Tienen dificultades para comprender el humor sutil y pueden ser engañados fácilmente por otras personas, pues no perciben las estratagemas que emplean otros.

Además de tener leves problemas de comprensión, ocasionalmente hablan demasiado. No son fácilmente detectados por los padres porque a menudo se expresan fluidamente, pero refiriéndose en forma recurrente a temas que son de su exclusivo interés.

Los niños con Desorden Pragmático - Semántico tienen un estilo diferente para adquirir el lenguaje. Parecen aprenderse de memoria las palabras, sin saber lo que realmente significan en forma individual, por lo cual no pueden usar el discurso con la misma espontaneidad y flexibilidad que otros niños. Recuerdan pedazos enteros de frases adultas, incluyendo la entonación y el acento del interlocutor.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada