Busca:   en:
Inicio > Revista

Arte Terapia: discurso de imágenes. (Parte III)

La presentación simbólica de la realidad subjetiva es imposible en apoyo exclusivo del lenguaje verbal. La producción artística se convierte en metáfora desarrollada, símbolo que articula lo que es verbalmente inefable



Consigna: situar color, o los colores que tienen que ver con eso nuevo que aparece. Hace la parte de arriba. Secuencia: celeste / azul / verde / verde / amarillo / marrón. Dice: “primero me vinieron colores claros. Pero los pensamientos que me vienen son como el marrón, es tener los pies sobre la tierra, y los verdes son por la esperanza: que pese a lo que ha pasado no me flagelo, en vez de angustiarme me elevo, celeste y azul: porque me elevo al cielo, y el sol porque me representa vida, entonces arranco de la tierra al cielo, tierra, pasto, cielo. Antes como que veía colores oscuros solamente”. Pregunto qué momento es antes, dice: “cuando me drogaba”. Propongo la misma consigna: situar los colores que representan eso para ella.

Dice: “mucho no me agrada”. Secuencia: negro, rojo, negro. Dice: “no sé, no me acuerdo, para mí era un infierno, parece un monstruo lo que dibujé, una cara medio diabólica, tenía muchas alucinaciones con la droga, la mayor parte eran que me querían matar. Estos colores son el infierno, negro rojo, la muerte. Vos fijate qué diferencia, no? Esto no me gusta, parece una herida, una llaga, y ahora pasé a este estado y este infierno se puede apagar y nació esto que es nuevo (señala alternadamente los dos grupos de colores en la misma hoja), puedo conocerme, ver qué les pasa a los demás, y por eso entro en un estado que pareciera que estoy triste, como que antes no sabía lo que me pasaba. No podía expresar mis sentimientos”. Pregunto: que querés hacer con este dibujo? Dice: “que esté acá, quiero llegar a tener respeto y temor a la droga. Esto fue algo que ya pasó, no me olvido de ésto pero este trabajo que estoy haciendo conmigo es muy importante. Ese bicho no apareció nunca más”.

La paciente expresa con ésto que esa sensación no apareció ya del mismo modo que antes. Repito entonces: la palabra bicho no tendría el mismo lugar para ella que el bicho del lenguaje habitual. Este bicho está connotado de su único modo subjetivo.

Le pregunto: te acordás de sus colores? Dice: “sí, negro, rojo, varios colores, eso era un monstruito, como éste. Era algo muy feo lo que me pasaba, nada con respecto a la droga fue bueno, yo no podía registrar. Ahora hay registro. Antes esto (señala rojo y negro) me dominaba, me carcomía el estómago, me traía trastornos estomacales”.

Los dibujos pueden ser de mucha simpleza, como éste, pero la simpleza del dibujo no es proporcional con la profundidad emocional implicada.

Es importante notar cómo en el discurso de la paciente van apareciendo expresiones del tipo: “poner los pies sobre la tierra”, “me viene a la cabeza”, “la sensación en el estómago”, da cuenta de que se van entrecruzando diferentes registros de su cuerpo, que antes no había.

Como el lenguaje, el arte abstrae de la experiencia determinados aspectos para nuestra contemplación. Pero esas abstracciones no son para el caso del Arte conceptos que tengan nombres como en el lenguaje. El lenguaje discursivo fija conceptos definibles con un margen de eficacia y exactitud. La expresión artística abstrae aspectos de la vida del sentimiento que carecen de nombres. La forma y el color, el tono, la tensión, el ritmo, el contraste, la suavidad, la quietud y el movimiento son los elementos que producen las formas simbólicas que pueden transmitir ideas de esas realidades innominadas.

Imagen 4.





Dice: “ayer me broté toda. Tenía la cabeza en varias cosas: la familia de mi papá con la que me dejé de hablar, que de chica no sentí mucho afecto de mi mamá. Deben ser todas esas broncas que están saliendo”.
Consigna: dibujar cómo se siente eso. Dice: Ahora?, ahora estoy más tranquila, ayer estaba…………...” Respondo: dibujá el momento que prefieras.
Mientras dibuja habla acerca de algunos problemas vinculares con su esposo, y va relatando algunos episodios puntuales de los últimos días y de la historia de la pareja. “Ayer me veía toda colorada, fuego me salía del cuerpo”. Pregunto: ¿esta imagen ahora es diferente después de hablar de todo esto?. Dice: “no, se potencia”. Pido que la dibuje.

Imagen 5.





Dice: “tenía la piel como montañitas, la piel hinchada, y cómo tenía las orejas!! prendidas fuego! El dibujo cambió no!?” Pregunto: en qué? Dice: “el brote está más fuerte ahora, está realmente como un brote”. Pregunto: por qué cambió? Dice: “porque pude sentirlo mientras decía todo ésto”.

La propia paciente me está hablando de cómo ese dibujo le sirvió para el registro emocional con el pasaje del primer dibujo al segundo dibujo del brote: “ahora lo puedo sentir”, y al mismo tiempo, dibujar trajo cierta elaboración mental acerca del origen del brote y el dibujar una mejor conexión con ese afecto.


La presentación simbólica de la realidad subjetiva es imposible en apoyo exclusivo del lenguaje verbal. La producción artística se convierte en metáfora desarrollada, símbolo que articula lo que es verbalmente inefable. El diccionario explica la palabra inefable como aquello que con palabras no se puede explicar. Se aplica a lo que tiene tan altas cualidades que es imposible explicarlas, es siempre estimativo.

La causa de esta inefabilidad no es que las ideas a expresar sean demasiado elevadas, o demasiado espirituales o demasiado emotivas. El enunciado verbal, que es nuestro modo de comunicación habitual y más digno de confianza, resulta casi inútil para comunicar conocimiento sobre el carácter preciso de la vida afectiva. De modo que no es posible proyectar conceptos exactos de sentimiento y emoción en la forma lógica del lenguaje literal. Palabras como alegría, pesar y miedo, nos dicen muy poco sobre la experiencia vital.

En otra sesión habla sobre su temor a la recaída. Consigna: dar forma visual a ese temor.
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada