Busca:   en:
Inicio > Revista

Fonoaudiología en el tratamiento del ronquido. ( Parte II)

Algunos vienen con prótesis orales para evitar la incompetencia velar y disminuir el ronquido, las que no son del todo efectivas si no se aplican en conjunto con una terapia miofuncional.
Esto puede ser el resultado de diferentes aspectos orgánicos, funcionales, estructurales, neurológicos, etc. Por ello debemos analizar muy bien nuestro caso, contar con una buena descripción de antecendetes y anamnesis bien detalladas. Por ejemplo, una persona con una pseudo interposición lingual, que presenta interposición lingual especialmente nocturna, en donde la lengua aparece como relajador para mantener en reposo la articulación; la que es corregida con placa relajante, puede presentar al regresar la lengua a su posición normal un período de “flacidez” posterior que lleve al ronquido. Un paciente que nos consulte con una desviación de tabique de 5, 10 años vamos a tener que allí ya están afianzados todos aquellos patrones de información propioceptiva incorrecta, que al momento de la cirugía septal, persisten dichos patrones. Y así pueden aparecer muchas patologías que en forma directa o indirecta conlleven al ronquido.

Es también necesario, realizar evaluaciones de la musculatura de OFA´s, tanto en reposo, como en actividad, tono muscular, simetría facial, movilidad, etc. Obtener la videofluroscopia, la electromiografía, la cefalometría y otros estudios, que permitan una correcta descripción anatomofisiológica de nuestro caso. Obtener igualmente resultados del funcionamiento deglutorio, masticatorio, propioceptivo oral, olfato, y gusto.

Se debe tener en cuenta también si nuestro paciente asiste por que se encuentra en tratamiento clínico para el ronquido o viene por tratamiento post-quirúrgico. Esto tiene varias implicaciones:

1. En tratamiento clínico: Trae recomendaciones que su especialista ha indicado, como cambios posicionales al dormir, elevar la cabecera de la cama, no usar almohadas muy altas, ni muy bajas, evitar la ingesta de alcohol o medicamentos que producen sedación, evitar las comidas que producen reflujo, etc. Algunos vienen con prótesis orales para evitar la incompetencia velar y disminuir el ronquido, las que no son del todo efectivas si no se aplican en conjunto con una terapia miofuncional.

La terapia miofuncional para acompañar el uso de la prótesis, incluye:

a. Terapia de actividad Postural para las actividades orofonatorias.

b. Actividades de reestablecimiento del eje corporal, en diferentes posturas.

c. Trabajo con estimulación eléctrica muscular, láser terapèutico,

d. Ejercicios isométricos – isotónicos de musculatura de lengua, velo, suprahioideos, infrahioideos, etc.

e. Estimulación – conciencia sensorial y propioceptiva de las estructuras involucradas (cavidad oral, faringe y laringe)

f. Trabajo de actividades de succión (importante por el trabajo lingual, mejillas y de musculatura suprahioidea), masticación y deglución.

g. Ejercicios Froëchls

h. Respiración

i. Ejercicios de control de aducción cordal, y control de tonal (escalas)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2023 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada