Busca:   en:
Inicio > Revista

El Déficit de Atención con o sin Hiperactividad (TDAH/ADHS) desde un enfoque pedagógico.(Parte II)

Aunque la ponderación de estos factores hoy en día es discutible, en la mayoría de los casos, estos van a complicar el diagnóstico y a alterar el pronóstico de los niños que cuentan con este cuadro.
Por ello observaremos que los diferentes autores definen tres subtipos de TDAH presentes en las personas :

- TDAH con hiperactividad e impulsividad: En donde el síntoma preponderante es la hiperactividad motora y verbal.
- TDAH con inatención: En donde el síntoma predominante es la falta de atención y concentración.
- TDAH combinado: En donde la persona manifiesta síntomas de inatención y de hiperactividad motora y verbal.

Cada una de las características o síntomas predominantes en este cuadro se revisaran más adelante con mayor grado de detalle o especificidad, por ahora nos enfocaremos a abordar la etiología o causas del cuadro.

Etiología:

Llama la atención el sin fin número de hipótesis que se barajan en torno a explicar las causas de este trastorno, lo más llamativo es que en la mayoría de los causas, cada una de ellas, por si sola no es capaz de explicarlo por completo, vale decir, estamos en presencia de un cuadro sintomático en el que las investigaciones aún están en desarrollo y en continua prueba.

Por ello me limitaré a dar a conocer las distintas posibilidades que se han estudiado. Esta son las siguientes:

- Genéticas – Traumáticas – Infecciosas – Tóxicas – Perinatales – Familiares -Culturales

Sin embargo, hoy en día existe bastante consenso respecto a que las bases neurobiológicas, que interactúan con factores heredados, alteraciones neuroanatómicas y una disfunción de sistemas de neurotransmisión, son los más estudiadas y con mayor evidencia (MILICIC, 2004).La mayoría de las pruebas se centran en estudios de las regiones cerebrales que controlan los procesos de atención y el juicio en situaciones sociales, mediante PET (Tomografía por Emisión de Positrones, siglas en Inglés) en donde se comparan los niveles de actividad metabólica de personas con TDAH y personas de control, en donde dicha actividad es evidentemente menor en las primeras. Como también se ha detectado como factor causal un bajo nivel del neurotransmisor dopamina, en los niños afectados por esta condición.

A continuación se hará un breve repaso de las principales causas o factores que incidirían en su aparición.

Factores genéticos:

Según estudios realizados en los últimos 30 años, la prevalecencia del factor hereditario en personas con TDAH se encuentra en un rango de 0,6 a 0,9, por tal motivo si uno de los progenitores tiene TDAH existe un 75 % de probabilidad aproximadamente a que el hijo/a también presente el cuadro.

Luego de realizar diferentes pruebas con fármacos que regulan los niveles de dopamina se determinó que uno de los responsables es el gen receptor de la dopamina D4, llamado DRD4*7 que se encuentra en el cromosoma número 11.

Factores no genéticos (pre, peri y postnatales)

Una de las hipótesis existentes es que la presencia de anormalidades antes y durante la gestación y posteriormente en el parto, serian las causantes de este trastorno.

Para algunos investigadores , los niños prematuros, los que presentan bajo peso al nacer o los que sufrieron anoxia durante el parto o infecciones neonatales, tienen mayores posibilidades de desarrollar el cuadro (MORENO, 1995).

También se ha planteado que la presencia de algunas infecciones post parto son factores influyentes como por ejemplo: encefalitis, meningitis, traumatismo neoencefálico, deficiencia nutricional,etc.

Factores nutricionales

Una de las hipótesis que se barajaron con fuerza en los años 70 fue la que proponía que el consumo de colorantes artificiales, conservantes y salicilatos naturales, como las almendras, las frambuesas y los tomates contribuían a la aparición de la hiperactividad.

Debido a esto actualmente sigue vigente que el consumo excesivo de azúcar o aspartane (Nutra Sweet) como también edulcorantes son factores que inciden en la hiperactividad, sin embargo, dichas teoría han sido abandonadas por falta de evidencia empírica.

Factores Neuroanatómicos

Se ha comprobado que alteraciones en áreas prefrontales (esenciales en los procesos de atención, control de impulsos, organización y actividad sostenida dirigida a un fin) provocan falta de atención, distractibilidad e inhabilidad para inhibir una respuesta (MILICIC, 2004). Además se ha descubierto que alteraciones en la corteza promotora provoca inquietud motora, en la medida que está cumple la función de preparación para los movimientos voluntarios.

También se estudian la importancia de otras zonas del cerebro, tales como los ganglios básales, la corteza prefrontal, regiones subcorticales (tálamo, caudado), son responsables de la presencia de TDAH cuando estas son interferidas en su normal funcionamiento.

Factores Familiares y Psicosociales

Generalmente se han estudiado estos factores relacionados con la conducta hiperactiva, principalmente cuando estamos en presencia de familias disfuncionales en donde existen estresores familiares de diversa índole y además se presenta una dificultad en relación a las normas de crianza o de ausencia de ellas.

Aunque la ponderación de estos factores hoy en día es discutible, en la mayoría de los casos, estos van a complicar el diagnóstico y a alterar el pronóstico de los niños que cuentan con este cuadro.

Entre los elementos que los expertos han detectado como facilitadores desde esta perspectiva para un buen pronóstico se encuentran los siguientes:

- Cohesión del grupo familiar, aceptación de las dificultades del niño, apoyo emocional, compensación activa de las áreas deficitarias.

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2022 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada