Busca:   en:
Inicio > Revista

Cerebro, lenguaje y Lectoescritura (Parte I)

Este articulo trata de la teoría de desarrollo del lenguaje y los sistemas neurales que permiten y sustentan las capacidades lingüísticas. La experiencia perceptual temprana y la discontinuidad en el desarrollo linguístico sugieren que, el desarrollo del lenguaje se da en cuatro fases que ocurren de una manera fijada  y en una secuencia interdependiente. 

 
Esta teoría expresa que  desarrollo de la capacidad neurolinguistica se da  en fases individuales que ocurren en una secuencia establecida y superpuesta. Cada fase tiene una única función que desarrollar y cuenta con sus propios  de recursos neurales.
 
La primera fase es ilexical y afectiva; el infante está fuertemente orientado a la facie humana y a la voz y aprende las características vocales superficiales de sus cuidadores. La segunda fase es primariamente afectiva y social, cuya función consiste en coleccionar  palabras, una función que esta sustentada ampliamente por mecanismos de cognición social ubicados principalmente en el hemisferio derecho.
 
La tercera fase es analítica y computacional. Las formas previamente adquiridas son descompuestas en sílabas y segmentos, un proceso que facilita el descubrimiento de regularidades y además es responsable del descubrimiento y subsecuente aplicación de las reglas gramaticales. Esta fase a su vez está activa por un periodo finito  y está ampliamente sustentada por los mecanismos del hemisferio izquierdo que hacen posible la fonología, morfología y la sintáxis.
 
La cuarta fase es integrativa y elaborativa. Esta fase permite el aprendizaje lexical extensivo.
 
Locke dice que los niños que están retrasados en la segunda fase tienen muy poco material de palabras almacenado para activar sus mecanismos analíticos al momento biológico óptimo  y cuando  han sido aprendidas las palabras suficientes esta capacidad modular esta lista para comenzar a declinar. La inactivación tiene el mismo efecto que el daño. El uso compensatorio de las estructuras homologas del hemisferio derecho dado por el retardo lexical causa incrementos en la asimetría funcional y anatómica a través de los hemisferios. Las fuentes neurolingüísticas resultantes no se especializadas para operaciones fonológicas, son mínimamente adecuadas pero no optimas para el desarrollo del lenguaje hablado y también puede no favorecer las operaciones de codificación y decodificación fonológicas asociadas al lenguaje escrito.
 
 
 
Un periodo sensible para el lenguaje.
 
Existe evidencia que sugiere que hay un periodo sensible para el aprendizaje del lenguaje pero no desde los 2 a los 12 años como antes se pensaba ( Lenneberg,1967) sino que  la experiencia más relevante es desde el nacimiento hasta los 6 u 8 años de edad, seguida por una declinación transicional que se extiende hasta la adolescencia. Estos estudios se han realizado en relación a la adquisición de un segundo idioma.
 
 
 
 Desarrollo del lenguaje
 
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada