Busca:   en:
Inicio > Revista

Más Acá o Más Allá de Un Padre (Parte I)

El gateo desarrolla la estructura de hombros, codos, muñecas, rodillas y tobillos;la sensibilidad táctil de los dedos; favorece la comunicación interhemisférica - mediante el desarrollo del cuerpo calloso-, es motricidad gruesa y preparatorio para la motricidad fina.

 Juan tenía 9 años en el momento en que la mamá me llamó para solicitar un Tratamiento para su hijo, quien  cursa el 4to. grado de una escuela parroquial de media jornada, a la que se incorporó este año. Vienen a la consulta porque Juan escribía pero ya no lo hace… Al efectuar la anamnesis a la mamá, la respuesta referida acerca del gateo, reinstaló con su negativa la incesante pregunta que llevo dentro desde casi toda mi trayectoria profesional.

 
A partir de allí, comencé con este Trabajo de Investigación que interrogaba mi clínica con Niños y Adolescentes.
 
¿Por qué algunos niños gatearon y otros no?¿Hay alguna relación entre el gateo y el problema por el cual consultan?¿Por qué los niños en consultas por dificultades de aprendizaje, no habían gateado?¿Cuál es la relación entre gateo y aprendizaje?
 
¿Qué tipos de dificultades de aprendizaje tienen los niños que no han gateado?
 
El propósito de este trabajo es demostrar que el Padre Imaginario (PI) es fundante de la estructura del gateo del bebé. La importancia del gateo reside en que sin él, el niño –a futuro- tendrá  dificultades en la lectoescritura, la comprensión de las ciencias exactas, la geografía.
 
 
Razón de Ser del Gateo:
Gatear es el doble paso intermedio entre la posición de cúbito ventral o sentado a cuadripedia, y de ésta a la bipedestación. Esta etapa que viene preparándose desde los primeros meses de vida, cierra alrededor de los ocho meses, punto de concurrencia del Estadio del Espejo y del Objeto Transicional, de aparición de los primeros dientes y de la incorporación de los primeros alimentos sólidos.
 
A nivel neurológico:
el gateo desarrolla la estructura de hombros, codos, muñecas, rodillas y tobillos,
la sensibilidad táctil de los dedos,
favorece la comunicación interhemisférica - mediante el desarrollo del cuerpo calloso-, es motricidad gruesa y  
preparatorio para la motricidad fina. El desarrollo de dicha capacidad comienza con el gateo mismo.
 
Al producir Coordinación de ojo-pie-mano, el gateo genera la vivencia de espacio y tiempo. Al  concretar operaciones cerebrales muy sofisticadas como la lectura y la escritura, crea bases para el proceso de lateralización.
 
A nivel Visual, el gateo desarrolla cuatro aspectos concatenados :
- ejercita la visión binocular, o sea la fusión de  imágenes en una completa e integrada,
- desarrolla con gran intensidad la visión estereoscópica (tridimensional), la cual permite apreciar volúmenes;
- estimula la convergencia y la acomodación que confirman a qué distancia está un objeto y focalizarlo correctamente;
- potencia la visión periférica, la cual permite la orientación en el espacio.
 
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada