Busca:   en:
Inicio > Revista

Mapa deTerapias No Farmacológicas para Demencias Tipo Alzheimer (Parte VIII)

La medicina basada en la evidencia (MBE) pretende integrar la maestría clínica individual con los mejores datos o hechos (evidencias) disponibles a la hora de tomar una decisión ante el paciente individual.

6. Medicina basada en la evidencia
 
La medicina basada en la evidencia (MBE) pretende integrar la maestría clínica individual con los mejores datos o hechos (evidencias) disponibles a la hora de tomar una decisión ante el paciente individual (Sackett et al. 1997). Para ello se realiza una revisión sistemática y crítica de la evidencia disponible, que se clasifica según su calidad. Si de lo que se trata es de decidir acerca de un tratamiento, la calidad de la evidencia permitirá concluir con mayor o menor fuerza (grado de recomendación) sobre la bondad, daño o neutralidad de dicho tratamiento. De acuerdo con el Centro de MBE de Oxford, el nivel de evidencia más alto es el que se obtiene de los ensayos clínicos aleatorizados (ECA) con resultados homogéneos o un solo ECA con un intervalo de confianza estrecho.
 
Una calidad media se obtiene a partir de ECA de baja calidad (p.e., aquéllos en los que hubo muchas pérdidas de seguimiento, o la evaluación del efecto no se hizo de forma ciega), o de estudios controlados no aleatorizados de alta calidad. Se considera evidencia de calidad baja la procedente de estudios retrospectivos y de series de casos (www.cebm.net). El grado de recomendación más alto respecto a un tratamiento (grado A) se obtiene a partir de ensayos clínicos aleatorizados de alta calidad. Si la evidencia es contradictoria, o sólo se dispone de opiniones de expertos, se obtiene el grado de recomendación más bajo (grado D). A falta de otro tratamiento el clínico podrá informar al paciente de las dudas existentes acerca de la eficacia/efectos secundarios del tratamiento y dejar en parte a criterio del paciente si quiere seguir el tratamiento o no.
 
Dos conceptos de interés son el número necesario para tratar (NNT) y el número necesario para perjudicar (NNP). En la mayoría de los tratamientos no se obtiene la respuesta deseada en todos los pacientes a los que se aplican. Un ejemplo claro son los tratamientos para algunos tipos de cáncer. Dependiendo del tipo de cáncer y del tratamiento, un número variable de personas sobreviven, mientras que otro muere.
 
En el caso de los fármacos específicos para la EA, sólo entre una y tres personas de cada diez experimentan una mejoría cognitiva clínicamente relevante, y lo mismo ocurre con la tasa de efectos secundarios (NNH) (Spector et al., 2003). Los efectos secundarios de las TNF en la EA son muy limitados, mientras que el NNT es similar al de los fármacos en lo que se refiere a la estimulación cognitiva, y superior en lo que se refiere a la mejoría conductual (Spector et al., 2003; Onder et al., Raglio et al., 2008).

 

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

OTROS TEMAS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada