Busca:   en:
Inicio > Revista

Consideraciones sobre el trastorno por Déficit de Atención. (Parte III) El Apredizaje de los ADD-ADHD.

José Moreno Millan | 1/04/2003
3.-CUESTIONES SOBRE EL APRENDIZAJE. DE LOS ADD-ADHD.

Los niños hiperactivos durante las horas de clase suelen pasar la mayor parte del tiempo fuera de sus asientos, se distraen con facilidad, sobre todo si están sentados en las ultimas filas, interrumpen a sus compañeros, no pueden esperar su turno y de esta forma focalizan la atención del profesor, y fundamentalmente no pueden continuar su tarea por un periodo de tiempo prolongado

Los niños con ADD no son hiperactivos, permanecen gran tiempo de la clase sentados, pero distraídos, mirando por la ventana, jugando con su lápiz o goma, la cual acaban destrozando, inmersos en sus ensoñaciones, sin poder cumplir con las tareas que requieren atención.

La dificultad para concentrarse y la fácil distractibilidad son una constante en ambos casos, hiperactivos ADHD y no hiperactivos ADD.

La gran diferencia estriba en que los ADHD, al ser más perturbadores son mas fácil y mas tempranamente diagnosticables que los ADD, que resultan menos disruptivos y por ello se tarda mas en diagnosticarlos. En este caso el error de diagnóstico es mas habitual, como no presentan hiperactividad como manifestación sintomática hacen que se incurra fácilmente en la presunción de que carecen de capacidad intelectual acorde con la edad.

La incapacidad de concentrarse largo tiempo en una actividad, especialmente en ámbitos con una gran cantidad de estimulos (clase) dificulta seriamente el aprendizaje y el rendimiento académico de estos niños, a pesar de tener un coeficiente intelectual normal o en ocasiones por encima de lo normal..

Esto se evidencia cuando se enfrentan con estimulos que logran captar su atención, ya que en estos casos consiguen retener y captar la información sin inconvenientes.

La primera etapa del aprendizaje consiste en el ingreso de información a través de los distintos canales de la percepción. Si el niño no puede sostener la atención en el estimulo el tiempo suficiente, la información va a ingresar parcial o confusamente, ya que la atención es la función encargada de focalizar la percepción en un estímulo determinado durante la fracción de tiempo necesaria para que el estimulo pueda ser comprendido y fijado por la memoria.

Otras de las vías privilegiadas para incorporar información durante el aprendizaje es la lectura. Esta actividad también reclama el sostenimiento de la atención por largos periodos de tiempo, ya que esta, debe mantenerse en un estimulo visual monótono, lo que hace mas dificultosa aún la concentración. Al no existir estímulos luminosos y auditivos cambiantes, como ocurre con la televisión, la atención en esta actividad tiende a dispersarse con mas facilidad.

Por tales motivos los niños con ADD-ADHD suelen llegar al final de una pagina, sin recordar cual es el contenido desde el principio.

Estos niños se ven forzados a releer constantemente los párrafos anteriores, No se trata entonces de que la información en si misma le resulta difícil de comprender o retener, debido a su complejidad, sino que la distractibilidad no les permite involucrarse con la atención necesaria durante la lectura.

La relectura constante les lleva mucho tiempo y también por ello el aprendizaje se torna un actividad mas frustrante que placentera.

Para alguien que sostener la atención por largo tiempo le resulta tan difícil, verse obligado a dedicarle mas tiempo a la lectura, lo conduce a mas frustración y luego a mayores niveles de desatención.

Con el tiempo, muchos niños rechazan cualquier tipo de aprendizaje, pues este los enfrenta a las constantes frustraciones que un estudiante con ADD-ADHD debe afrontar.

Es difícil que las personas que no pueden sostener la atención y fracasan en su aprendizaje atribuyan el fracaso a un déficit de atención. Suelen creerse poco facultados para las actividades intelectuales y terminan desertando de ellas. Este trastorno trae aparejado daños en la autoestima de quien los padece.

La persona normal que posee la capacidad de sostener la atención en algo durante un prolongado periodo, consigue esto, gracias a su capacidad de filtrar estímulos gracias a ello discrimina entro lo importante y lo accesorio.

El niño con déficit de atención mientras esta en clase, escuchando al profesor, su atención esta vagando entre el contenido conceptual de la explicación del profesor, el traje del profesor, los zapatos de su compañero, la nueva maquineta que le ha comprado su madre, el contenido del bocadillo y los juegos que realizará al acabar la clase y salir al patio.

El aprendizaje no depende única y exclusivamente de la inteligencia. Además los conocimientos deben poder incorporarse con cierto ordenamiento jerárquico, que es esencial y que es secundario. Esto último conduce a cierto ordenamiento o sistematización de lo aprendido, para que luego, cuando sea necesario se pueda recuperar.

En la recuperación de lo aprendido también interviene la atención, ya que mediante ella rescatamos de nuestros archivos mnémicos lo aprendido.

Algunas personas que tienen un importante déficit de atención, dedican muchas horas al estudio, pero al enfrentarse a los exámenes fracasan pues adquirieron el conocimiento de forma desordenada y no pueden retener ni trasmitir lo que conocen, discriminando lo fundamental de los detalles irrelevantes. Se han cargado de mucha información pero no la pueden recuperar adecuadamente.

Vale la pena destacar en este punto las diferencias que existen entre desorden y discapacidad. El desorden es un trastorno que afecta indirectamente la capacidad del sujeto, en cambio la discapacidad implica la afectación de determinadas habilidades especificas ( discalculia, dislexia...etc)

Los desordenes son mas inespecíficos y afectan las funciones cognitivas en general. (ADD-ADHD) Quienes padecen una discapacidad son propensos a presentar un desorden el ADD-ADHD. Una persona disléxica tendrá mas posibilidades de tener un ADD-ADHD que una persona sana, pero no se cumple la inversa, vale decir que quien tiene ADD-ADHD no necesariamente tendrá mas posibilidades de ser disléxico.

A modo de ejemplo podemos señalar que los niños con ADD-ADHD suelen presentar algunas de estas características:

CARACTERISTICAS DEL NIÑO CON PROBLEMAS DE ATENCION
· Se distrae con cualquier estímulo ajeno a la actividad que realiza.
· Es demasiado inquieto; cambia constantemente de una actividad a otra sin concluir ninguna.
· No puede jugar tranquilamente.
· Tiene dificultades pare permanecer sentado.
· No puede concentrarse por un tiempo razonable.
· Su conducta es impredecible.
· Es muy impulsivo y ansioso.
· No mide el peligro.
· Repite varias veces una conducta.
· No puede reprimir sus movimientos.
· Responde las preguntas antes que se le acaben de formular. Sus respuestas son tan rápidas e incorrectas que pareciera que no pensara antes de contestar.
· Parece estar ausente o soñar despierto.
· Parece no escuchar lo que se le dice.
· No respeta su turno en actividades de grupo
· Le cuesta trabajo esperar.
· Le es difícil seguir instrucciones.
· Habla demasiado.
· Interrumpe constantemente.
· Pierde sus cosas frecuentemente.
· No completa sus trabajos.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada