Busca:   en:
Inicio > Revista

El fracaso escolar. (Parte II)

La escuela misma tiene la capacidad de crear resiliencia o fortaleza del yo; para ello debe incrementar y favorecer los vínculos, las uniones, los apegos; darle herramientas para prosperar que le permitan salirse de su contexto y favorecer la autoestima, y la iniciativa propia.
Riesgo ambiental y Resiliencia

" Sin afecto no se aprende ni se crece" tal es el título que lleva por nombre un proyecto intervención del CONICET, Argentina.

Esto significa, que aquellos niños que estén en situación de riesgo, no podrán tener el bienestar psicológico que les permita aprender y crecer, desarrollándose como un ser humano pleno, creativo, tomador de decisiones y activamente incluido en su sociedad.

¿Quiénes están en situación de riesgo ambiental? Aquellos que se enfrentan a lo siguiente (Garmezy, 1987):

Pobreza crónica
Madre con bajo o nulo nivel de educación
Problemas crónicos de salud
Enfermedad crónica o problemas de salud de alguno de los miembros de la familia
Muerte de algún miembro de la familia
Separación de los padres
Nueva pareja de alguno de los padres
Nuevo hermano
Todos estos aspectos, hacen que aquel niño que no tenga capacidades resilientes, tenga un bloqueo psicológico que lo inhibe de aprender y desarrollarse. Aquellos que tengan conductas resilientes, podrán emerger de las adversidades.

Garmezy sostiene que la pobreza en general, es un factor de riesgo. Sin embargo otros autores como Edith Grotberg (2000), sostienen que no existe tal relación. Pues pueden existir niños con escaso poder resiliente en un contexto socioeconómico elevado.

Rockwell, sostiene que existen ciertos mitos, en cuanto a la resiliencia, con los niños en situación de riesgo:


Predeterminación (no se puede escapar de esos ciclos de violencia)


El daño es irreparable


Identidad (por ser de dónde proviene trae un rótulo o etiqueta)


No hay nada qué se pueda hacer

Si bien es cierto que bajo condiciones de riesgo están tanto el niño como el adulto y por ello pueden crearse vínculos conflictivos, existen aquellos niños que pueden desarrollarse ( apoyados en adultos cuidadores resilientes) y escapar del círculo. Sobre todo, si el adulto cuidador posee un alto nivel intelectual.

Los restantes miembros de la familia – no sólo los padres – pueden contribuir a la resiliencia emocional del niño en riesgo. Cuando el niño no encuentra en sus padres lo que necesita, si tiene cualidades resilientes, buscará en un vecino, un pariente más lejano, un maestro o profesor el apoyo que necesita para enfrentar la adversidad.

La escuela misma tiene la capacidad de crear resiliencia o fortaleza del yo; para ello debe incrementar y favorecer los vínculos, las uniones, los apegos; darle herramientas para prosperar que le permitan salirse de su contexto y favorecer la autoestima, y la iniciativa propia.

El apoyo que el niño busca, entonces, puede ser de tipo afectivo, instrumental, de información y de red o pertenencia a un grupo. Estos apoyos son los que trabajaran contra la sensación de soledad y proporcionará habilidades sociales que le permitan luego construir la postergación de la gratificación; es decir, habilidad para sobreponerse cuando no se logró lo esperado o en el tiempo que se lo esperaba.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada