Busca:   en:
Inicio > Revista

“Puse rumbo al horizonte, y por nada me detuve…” (Parte III)

A los largo de mi Profesiòn he recibido muchos pacientes con esta etiqueta que nos costò mucho tiempo y mucho trabajo despegar para recién poder comenzar a trabajar sobre el problema en cuestión el cual: NUNCA NECESITÒ MEDICACIÒN.

La niñez es un tiempo donde lo subjetivo no ha terminado de constituirse, el fantasma concluye en la adolescencia, segunda vuelta del tour pulsional, entonces: cuàl es el riesgo de plantear dichas urgencias en un tiempo de constitución psíquica aùn?
 
Niños que asisten a la escuela todo el dìa y que luego tienen actividades por doquier, padres que no pueden seguirlos por su propia velocidad produciendo ausencia en ellos. Ya casi no quedan escuelas de medio tiempo en la capital federal. Ya casi no quedan padres de medio tiempo en nuestra ciudad.
 
Los síntomas y padecimientos o problemas de los niños hoy se llaman trastornos porque no hay una sociedad que se haga cargo del bien decir, proyectar parece ser un mecanismo màs fácil que responsabilizarse por lo que cada uno hace desde su lugar en relación a los Niños: padres, docentes, psicólogos cognitivos conductuales, etc. “La culpa la tiene el otro si algo les sale mal, entre esos tipos y yo hay algo personal…” (2) No puedo sino sentir indignación por pretender aplastar la subjetividad de un niño cuando se indica la medicación o cuando en nombre de una necesidad de màs “Poder” se siguen buscando causas genéticas a este sufrimiento. Del mismo no acuerdo que este sea un problema que haya que emparchar, sino tratar desde el origen de su propia causa, sea cual fuere la misma lo cual no se soluciona con una “nueva enseñanza” sino con un profundo trabajo desde la falla en su origen la cual ninguno de nosotros desconocemos. Lo singular corre riesgo de perderse en lo universal.
 
A los largo de mi Profesiòn he recibido muchos pacientes con esta etiqueta que nos costò mucho tiempo y mucho trabajo despegar para recién poder comenzar a trabajar sobre el problema en cuestión el cual: NUNCA NECESITÒ MEDICACIÒN.
 
No planteo que el Psicoanàlisis sea una panacea, sino al decir de Lacan: “una manera de encontrar un modo de vivir mejor.

 

 

Referencias

 

(1)          JMSerrat

(2)          JMSerrat

(3)          Dos notas sobre el niño. J.Lacan.  

 

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2022 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada