Busca:   en:
Inicio > Revista

Los celos y sus consecuencias en la causa con niños. (Parte I)

En el entorno familiar numerosos son los casos de denuncias en tratamiento y en otros ámbitos, encontramos ciertas causas de modalidad de repetición donde los goces quedan adheridos siendo uno el que se posiciona como pasivo en desmedro del victimario.

La violencia se encuentra instalada en una parte de nuestra sociedad, hecho que se manifiesta en todos los sectores sociales, ya no es producto de clases sociales  bajas como lo era entonces.
 
El tema nos convoca desde lo escolar: hace unos días atrás una madre envía a terapia intensiva a un docente porque la palabra padre no toma lugar.
 
El tema nos convoca porque no deseamos violencia en nuestra sociedad sino que la palabra sea una bien moneda de buen uso corriente en la relación entre personas.
 
Violencia es no separación, es un significante que conlleva la alienación como rasgo distintivo que se puede observar ya en los niños en pequeños detalles de sus dibujos, sus juegos, sus relatos, su esquema de relación de amigos, en su débil existencia, otros.
 
En el entorno familiar numerosos son los casos de denuncias en tratamiento y en otros ámbitos, encontramos ciertas causas de modalidad de repetición donde los goces quedan adheridos siendo uno el que se posiciona como pasivo en desmedro del victimario.
 
Los celos suele ser una forma primera de padre en la repetición de pareja que puede pasar desapercibida, a cual y a cuanta mujer no le gusta que su partenaire tenga cierto de nivel de celos como forma ilusoria de sentirse deseada, dicen algunas pacientes.  Al hombre: puede sucederle atravesar la misma metáfora, no son solamente los hombres los violentos a veces.
 
En el caso de los hombres violentos la relación toma una forma tan oscura ya que implica la violencia con los hijos, conocidos son los casos de mujeres que han sido encerradas, maltratadas fisicamente algunas: hasta morir, a veces sus hijos se vieron en este lamentable camino. Algunas sobrevivieron y lo cuentan.
 
No se denuncia por miedo a morir, se muere en vida de cualquier manera.
 
Esta semana se hizo noticia en nuestro país un nuevo caso de una joven mujer cuyo marido la encerraba y la golpeaba atrozmente, se mostraron las marcas del destornillador que usa en su cuerpo, sus pies absolutamente vendados por las quemaduras que le incorporó y que también quemo en su bebe: son las pestañas una de las zonas tan afectadas y tan cercanas a sus ojos. Diez días dura la atroz tortura y falta de causa de esta mujer y su pequeño hijito. Que destino para esa mujer y para ese niño y cuanto tiempo tardaremos en curar dichas marcas estructurales en un ser en desarrollo? No podemos dar respuesta certera.

 

Compartir en:

compartir FaceBook

OTROS TEMAS

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2023 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada