Busca:   en:
Inicio > Revista

La musicoterapia en los gerontes: una alternativa de salud. (parte VI)

Ejemplos de experiencias individuales de tratamiento

Paciente MPL: 67 años, APP (antecedentes patológicos personales), HTA (hipertensión arterial), cardiopatía isquémica. Llegó a las sesiones de musicoterapia en un alto estado depresivo. En el test de musicoterapia refirió agradarle mucho Luciano Pavarotti. En la siguiente sesión se le llevó un tema interpretado por dicho cantante y se utilizó la técnica de evocación mediante la audición musical. Se observó entonces en ella cierto estado ansioso, palidez cutánea y ojos llorosos. Al terminar la pieza se propició que se expresase, a lo que argumentó que dicha canción era como un lamento, depresiva, tal y como se sentía en ese momento. En el decurso de esa sesión explicó la difícil situación familiar en que se encontraba, causa de su depresión actual. Al finalizar pidió escuchar El Danubio Azul, manifestando una alegría desbordante al escuchar el vals, que evocaba recuerdos de su juventud. Más tarde fue más fácil abordar con ella algunos de los problemas existentes.

Paciente GEM: 66 años, APP, HTA, artrosis generalizada y polineuropatía periférica. Fue remitida a las sesiones de musicoterapia por tratarse de una anciana sola; vivía con un hijo que casi nunca estaba en la casa; no tenía problemas con su situación económica, pero sí presentaba mucha carencia afectiva, lo que implicó que con frecuencia refiriera a su médico de familia su estado depresivo. Al principio participaba muy poco en el grupo en las actividades de danzaterapia ya que se quejaba de dolores debidos a la neuropatía, hasta que en una sesión, al escuchar un paso doble, se levantó y bailó magistralmente con una alegría casi eufórica. “No pude contenerme ante la emoción que sentí”, refirió luego.

Paciente GAB: 64 años, APP, HTA y migraña. Fue enviada al grupo de musicoterapia por ser una persona con dificultades en las relaciones interpersonales (agresiva y muy impulsiva en ocasiones). Tenía serios problemas de convivencia (familia disfuncional), por lo que era muy poco comunicativa. Accedió a ingresar al grupo porque necesitaba un lugar donde relajarse. Poseía muy pocos gustos musicales, lo que dificultó su manejo en las sesiones. En una ocasión, ante la técnica de los llamados “viajes musicales”, se logró que se expresara recordando canciones, proverbios y juegos de su ciudad natal (Bayamo), y a través de la pieza musical Bayamo en coche, logró sonreír y bailar, mejorando a partir de entonces su estado de ánimo.

Paciente AVL: 69 años, APP, artrosis generalizada y diabetis mellitus. Es remitida al grupo por el diagnóstico de síndrome depresivo. Desde su comienzo en las sesiones se resistía a expresarse verbalmente y a participar en las actividades musicales, a pesar de referir que se sentía bien en el grupo. En una sesión en la que se le aplicó la técnica de imaginación guiada, en la cual los presentes deben imaginar su ascenso a una montaña mientras describen los obstáculos encontrados, la música de fondo consistió en un fragmento de la Sexta Sinfonía (“Pastoral”) de Beethoven. En esa ocasión, su descripción fue la siguiente: “Subo por una loma empinada y encuentro muchas piedras y rocas, pero las paso. Cruzo por un puente que va por encima de un río. Sigo entonces subiendo, aunque me canso. Al final de la montaña veo un joven que me espera sonriente vestido con ropa deportiva”. Posterior a esta experiencia comenzó un proceso de abreacción, por el cual se supo acerca de las dificultades que atravesó para educar a su hijo ella sola y su extrema preocupación porque él lograra ser un deportista de alto rendimiento.

Paciente GGA: 70 años. Asistía a sesiones de musicoterapia por encontrarse deprimida. Este caso llegó a ser preocupante debido a que, a diferencia de otros integrantes del grupo terapéutico, se constataba poco avance luego de cinco sesiones, pues sólo se remitía a saludar tímidamente al resto de los pacientes y se resistía a participar activamente en otras actividades que se realizaban en cada sesión. No obstante, en la sexta sesión, durante una actividad de danzaterapia en la que se les pidió a los pacientes que se expresaran libremente, se levantó espontáneamente y pasó al centro del salón realizando movimientos con sus brazos y girando sobre su cuerpo. Así trataba de expresar toda la emoción que le proporcionaba la sonata Claro de Luna de Bethoveen. Al terminar, lloraba, y al responder a una pregunta de un miembro del grupo dijo: “Siempre soñé con ser bailarina, y esa música me transportó a un escenario”. A la siguiente sesión llevó fotos de su juventud, se veía más animada, y a medida que avanzaron las sesiones se tornó más comunicativa.
Abierto en AGOSTO
Nuestra tienda permanecerá abierta durante todo el mes
Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada