Busca:   en:
Inicio > Revista

Estudiar, aprender, razonar y... entender. (Parte III)

La intelección de un texto no es inmediata. Es decir, no basta con leer el texto para hacerse cargo de lo que el autor ha querido transmitir. No hay una manera automática de decodificar como tampoco hay un algoritmo para codificar una idea y plasmarla en un texto.
Francisca Lanail | 1/08/2005
Estudiar para entender.

El término que parece ser más vago es estudiar. Por otra parte es el que está directamente relacionado con nuestra profesión docente. Intentemos aclararlo un poco más.

Como primera aproximación diremos que estudiar es un ejercicio del entendimiento (facultad con que se entiende y se razona) o la inteligencia (facultad espiritual con la que se captan, se relacionan y se forman las ideas). Tiene que ver con leer atentamente lo que dice un libro sobre cierta disciplina, para entenderlo; pensar insistentemente sobre un asunto para plantearlo lo más apropiadamente posible. Aunque no se descarta totalmente la experiencia ya que la observación atenta está presente.

Una primera aproximación nos dice que estudiar es realizar una serie de actividades que lleve a entender. Hasta acá parecen ser actividades intelectuales ya que se indica como camino alternativo para aprender, es decir sin pasar por estudiar y entender, la experiencia.

Cuando se entiende, es posible aprender. Posteriormente razonaremos, es decir, aprenderemos nuevos conocimientos mediante inferencia.


Pero, ¿cuáles son las actividades intelectuales que conforman el estudiar?

Estudiar para entender un texto.

Voy a ceñirme a la circunstancia en que un alumno debe estudiar un texto para entenderlo y aprender.

Entender un texto es un proceso que ocurre, por decirlo de manera rápida y grosera, dentro del individuo. Será en su cerebro, en su mente o en alguna otra parte similar. No podemos observar qué ocurre cuando un alumno entiende un texto. Por lo tanto debemos buscar un indicio, una manifestación visible que podamos examinar para concluir si se entendió o no el texto. Una posibilidad es otro texto (elaborado por el alumno) que podamos comparar con el texto original. Llamemos al texto del alumno paráfrasis del texto original. Más adelante daremos una definición útil de paráfrasis.

La intelección de un texto no es inmediata. Es decir, no basta con leer el texto para hacerse cargo de lo que el autor ha querido transmitir. No hay una manera automática de decodificar como tampoco hay un algoritmo para codificar una idea y plasmarla en un texto. A la intelección se llega a partir de conjeturas intelectivas que dependen del idiolecto y de las creencias del lector y que se aproximan en mayor o menor medida a lo que el emisor quiso decir. Se requiere de un trabajo de corrección sobre cada conjetura enunciada por el receptor que está estudiando el texto para entenderlo y esa corrección se supone hecha por alguien que ya ha entendido el texto o, al menos, lo haya estudiado con mayor éxito. La corrección no implica modificar la fallida paráfrasis presentada por el alumno. La tarea docente consiste en marcar los desvíos intelectivos de la paráfrasis en relación al texto original. Es el alumno quien debe corregir, otra vez desde su propio idiolecto, estos errores para lograr aproximarse más con su paráfrasis al texto original. En este ir y venir se produce un afinamiento tanto de la intelección como de la elocución que debe finalizar cuando se obtenga una paráfrasis correcta del texto trabajado.

El docente que entrega un texto a un alumno e indica que debe ser leído y comprendido y se desentiende de este proceso de acercamiento en la intelección, no realiza la tarea docente necesaria para que se entienda el texto, no facilita el estudio del mismo por parte del alumno. Esto es válido para cualquier disciplina, sobre todo para aquellas que versan sobre hechos u objetos poco conocidos por los alumnos.

Los problemas que enfrentamos cuando tratamos de estudiar un texto para entenderlo son de diversa índole.

Unos son de desconocimiento de vocabulario. Pero, no es suficiente recurrir al diccionario para solucionarlo. Es sabido que no sólo son varias las acepciones de las palabras sino que hay matices de significados que tienen que ver con el entorno textual y con el de la disciplina que se estudia. Hay una relación en constante movimiento entre cómo se entienden las palabras y cómo se va entendiendo el texto en su totalidad. Además ocurre a veces que el alumno no se da cuenta que ha errado en el significado asignado a una palabra. Esto sucede porque logra dar una interpretación a la oración o al párrafo que, aunque errónea, es aceptable.

Otro problema es el desconocimiento del objeto o de los hechos a los que se refiere el texto. Cuando entendemos nos ayudamos creando imágenes coherentes de los objetos o sucesos de los que se nos habla. Si no logramos crear estas imágenes o si las distorsionamos todo queda como en una nebulosa que no permite consolidar ideas claras. Tampoco podemos distinguir lo importante de lo no importarte, con lo que no podemos jerarquizar ideas ni esquematizarlas para lograr una intelección global. Además, cada ciencia utiliza conceptos que armonizados convenientemente determinan un marco que facilita la comprensión de las expresiones. Al desconocer estos conceptos y sus conexiones las ideas aparecen como sumadas unas a otras sin organización alguna.

Por estas razones, si el texto no ha sido entendido no será posible elaborar ni un resumen ni una síntesis como tampoco un esquema de contenido. Estas actividades presuponen que el texto ha sido entendido; luego, tiene sus problemas sugerir el resumen, la síntesis o el esquema de contenido como herramientas que facilitan la intelección. Sí pueden mostrar que se ha producido la intelección correcta o no de un texto pero no son, por sí solas, instrumentos para estudiar un texto ya que no son realizables sin haber entendido el texto.

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2019 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada