Busca:   en:
Inicio > Revista

¿A que edad deben aprender a leer los niños?

El proceso de la enseñanza debe comenzar en las edades en que el desarrollo psico-evolutivo del niño lo demanda de forma natural. Muchas investigaciones refieren que este proceso sucede entre los tres y los seis años de edad; es decir que será en la escuela infantil donde comience este aprendizaje.

Cada niño es diferente y cada quien tiene su propio ritmo de aprendizaje. Para poder aprender a leer y escribir deben haber conseguido un buen nivel de lenguaje oral y una adecuada coordinación de movimientos.

La forma más eficaz de prevenir alguna dificultad en el aprendizaje de la lectura es sin duda enseñar a los niños de una manera adecuada. Este principio elemental conlleva varias exigencias:

  1. El proceso de la enseñanza debe comenzar en las edades en que el desarrollo psico-evolutivo del niño lo demanda de forma natural. Muchas investigaciones refieren que este proceso sucede entre los tres y los seis años de edad; es decir que será en la escuela infantil donde comience este aprendizaje.
  2. Se requiere además que el profesorado de la escuela infantil esté preparado no sólo en lo teórico, sino también en lo práctico para comenzar dicho aprendizaje. Hay que tomar en cuenta que el proceso de la enseñanza del lenguaje escrito no es un acto que pueda realizarse en un año escolar puesto que es un paso complicado que exige varios años de práctica por lo que este proceso debe de continuar durante la primaria y la secundaria.
  3. Cuando un niño presenta problemas de aprendizaje del lenguaje escrito, el profesor deberá contar con las orientaciones apropiadas de los especialistas para apoyar al pequeño. Sobra decir que las familias tienen que considerar el aprendizaje del lenguaje escrito de sus hijos como una tarea práctica que les incumbe directamente.

Las investigaciones existentes respecto a la edad en que es conveniente enseñar a leer a los niños demuestran que es beneficioso el aprendizaje temprano siempre y cuando se respeten los procesos evolutivos del niño y el modo natural en que el cerebro procesa la información procedente del lenguaje escrito. Este proceso deberá llevarse a cabo con metodologías naturales de tipo interactivo. (Condemarín, 1989; Molina, 1991ª). Cabe mencionar que no está bien definido el concepto de “enseñanza temprana de la lectura”. Spreadbury (1998) afirma que los niños entre los dos y tres años pueden leer simples textos ilustrados, siempre que exista un adulto que les muestre tales textos e interactúe con ellos. Entre los tres y cuatro años los niños van ligando el significado parcial del texto con las páginas del libro, apoyándose en las ilustraciones; y después de los cuatro años el niño es capaz de leer libros que relaten historias familiares para ellos.

¿Cómo podemos facilitarles a nuestros hijos el proceso de aprendizaje de la lectoescritura?

Como padres podemos ayudarles a nuestros hijos en el proceso del aprendizaje de la lectura y la escritura desde que son pequeños, desde recién nacidos es recomendable leerles cuentos.

  • Si establecemos una rutina que incluya leer y garabatear estaremos facilitando el aprendizaje posterior de la lectoescritura.
  • Hacer preguntas mientras se lee un libro anima mucho a los niños, al mismo tiempo que es muy eficaz para el desarrollo de su comprensión y e enriquecimiento de su vocabulario.
  • Mantener los libros al alcance de los niños, favorece que los puedan ir relacionando con algo divertido, por ejemplo, hacer un estante atractivo, con bocadillos encima y almohadones donde se pueda sentar a leer.
  • Enseñarle que las palabras del libro están directamente correlacionadas con las palabras que salen de nuestra le ayudará a captar el patrón de líneas en las páginas con las palabras que pronuncies en cuanto a extensión y sonido.
  • Una vez que el niño tenga conciencia de las palabras, comienza a descomponerlas en letras individuales y enséñale el sonido y la escritura de cada letra.
  • Los niños aprenden a leer con más rapidez si al mismo tiempo practican la escritura, ya que la memoria motriz de las letras, escuchar sus sonidos y mirarlas por escrito reforzará sus conocimientos nuevos.

 

Referencias

Cohen, R. El aprendizaje precoz de la lectura. Madrid. 1980.

Molina , S. Cómo prevenir las dificultades en el aprendizaje de la lectura. Guía didáctica para la escuela infantil. Ediciones Aljibe. 2000.

http://es.wikihow.com/enseñar-a-un-niño-a-leer

A b i e r t o
Colaborando con el YoMeQuedoenCasa ofrecemos:

5% de descuento en todos los libros digitales (Ayuda eBooks)

Gastos de envío GRATIS en compras superiores a 19,90€ (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2020 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada