Busca:   en:
Inicio > Revista

Beneficios del Método Montessori

 En el método Montessori los niños deben tener libertad para desarrollarse y aprender a su ritmo, en un entorno estimulante, de comprensión y observación para el adulto.

María Montessori fue la pedagoga más influyente del siglo XX. Con base en la observación científica de niños y niñas introdujo conceptos educativos que en su época fueron revolucionarios en relación al beneficio de la libertad del niño y encajó el juego en la enseñanza.

El método Montessori forma parte de una corriente filosófica de la educación que se basa en el respeto por la psicología natural del alumno. Los niños deben tener libertad para desarrollarse y aprender a su ritmo, en un entorno estimulante, de comprensión y observación para el adulto.

El Método Montessori provee un ambiente preparado donde cada elemento tiene su razón de ser para ofrecer al niño oportunidades para comprometerse en un trabajo interesante, elegido libremente y que le propicia periodos de concentración. El adulto es un observador y un guía que ayuda y estimula al niño en todos sus esfuerzos para desarrollar confianza y disciplina interior.

Se prepara al niño para un desarrollo del que se hace responsable a través de la cooperación con el adulto que sustituye a la imposición de tareas.

En el método Montessori el material es una parte muy importante, de acuerdo a su finalidad, encontramos:

  1. Material analítico. Se educa los sentidos y la asimilación de conceptos a través de la experiencia.
  2. Material atractivo. Su finalidad es llamar la atención del niño y una fácil utilización del mismo.
  3. Autocorrección del material. Está enfocado a que el niño detecte errores en su uso.

El ambiente preparado debe ofrecer orden, debe ser de tamaño adecuado, real, etc. Se deben reconocer las características de cada edad y las necesidades educativas específicas para que los niños le den sentido al mundo que les rodea.

Principios básicos del Método Montessori

  • Mente absorbente. Los niños tienen la capacidad innata de recibir, procesar y almacenar todo lo que proviene del ambiente que les rodea.
  • Área de aprendizaje. En un aula los espacios están divididos por áreas: vida práctica, sensorial, lenguaje, matemáticas y cultura.
  • Períodos sensitivos. El niño demuestra interés por un área determinada. También se les llama ventanas de aprendizaje.
  • Normalización. El niño va alcanzando el orden, la autodisciplina, y la socialización y es capaz de apreciar, respetar y colaborar con los demás.
  • Ambiente preparado. Es el entorno en el que se desarrolla el niño.
  • Respeto del ritmo de aprendizaje del niño.
  • Rol del adulto. El adulto debe guiar al niño dejando que este marque el ritmo dirigido por sus intereses.
  • Materiales Montessori. Deben ser manipulables para que el niño desarrolle el pensamiento abstracto.

El método Montessori busca la automotivación, despertar la curiosidad y experimentar la satisfacción del logro.

Abierto en agosto

Nuestra tienda permanecerá abierta durante todo el mes

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2022 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada