Busca:   en:
Inicio > Revista

Alfabetización

La alfabetización aumenta las oportunidades de desarrollo de las personas y es el sustento de la educación. Tanto la lectura como la escritura son fundamentales para establecer de forma progresiva aprendizajes más complejos.

Durante la niñez intermedia los niños refinan sus habilidades para el lenguaje oral: amplían su léxico y dominan estructuras gramaticales cada vez más complejas. Pero muchas veces en este período la alfabetización queda en un segundo plano.

Es generalmente en la edad prescolar cuando los niños aprenden a hablar y a entender el lenguaje oral, y ya en edad escolar aprenden a leer y escribir.

Leer y escribir son formas de comunicación simbólica que implican, entre otras cosas, atención, percepción, memoria, asociación con lo ya sabido y un contexto. Son estos símbolos, o el significado que les damos, los que nos vinculan a los otros, y de alguna manera organizan nuestros propios sentimientos y pensamientos. Los niños adquieren la capacidad de leer y escribir, pero también de pensar y transmitir.

De acuerdo con Teale y Sulzby (1986) las capacidades asociadas con la adquisición del lenguaje oral y escrito se desarrollan durante varios años a partir de la infancia y progresan en forma gradual como parte de un proceso continuo.

Los niños adquieren los fundamentos de la alfabetización al interactuar con sus padres, hermanos, maestros y compañeros, por lo que es importante proporcionarle un medio rico en lectura y escritura; un medio rico en lenguaje oral; prácticas de representación simbólica; experimentación libre con dibujos, garabatos, escritura no fonética, etc. Y exploración libre de la lectura. Todo lo anterior junto con las interacciones sociales sientan las bases para adquirir la alfabetización de una forma mucho más importante que sólo dominar las unidades del lenguaje escrito.

La alfabetización a su vez aumenta las oportunidades de desarrollo de las personas y es el sustento de la educación. Tanto la lectura como la escritura son fundamentales para establecer de forma progresiva aprendizajes más complejos.

Cuando el aprendizaje de la lectura o la escritura no tienen la evolución esperada de acuerdo a la inteligencia y edad del niño podríamos estar hablando de un Trastorno Específico de Aprendizaje, el más frecuente durante este proceso es la Dislexia.

 

Referencias

Grace J. Craig. Desarrollo Psicológico. Séptima edición. Prentice Hall. México

Gastos de envío
G R A T I S
Envíos España península para pedidos superiores a 49,90 euros (más iva) (condiciones)

Compartir en:

compartir FaceBook

Síguenos en: Síguenos en Twiter | Síguenos en Facebook | Instagram | pinterest

Enlaces rápidos a temas de interés

BOLETÍN

RSS | XHTML | CSS
Mapa Web | Registro | Contacta
© Majo Producciones 2001-2021 - Prohibida la reproducción parcial o total de la información mostrada